Lo que no sabías sobre la importancia de las caricias en tu bebé

150Las caricias y los besos son el puente que une y refuerza constantemente el lazo de amor entre una mamá y su bebé; y, sobre todo, estimula la confianza de él hacia ti. Es un hecho, estas demostraciones de amor te permiten vivir una experiencia llena de bellas emociones y aprendizajes.

Por eso, es muy importante que tengas en cuenta que las caricias no solo tienen beneficios emocionales para tus hijos, sino que son una fuente de estímulos que desarrollan su salud, su mente y que le ofrecen herramientas para fortalecer su seguridad e interacción social futura. Hoy, en el blog de mamá de Baby Ganga,  queremos contarte los beneficios que tiene esta hermosa práctica en los más pequeños:

Facilidad de adaptación a un nuevo entorno: Las caricias justo después del nacimiento de tu hijo tienen una gran importancia y generan un efecto muy positivo en él, ya que ayudan a superar la experiencia, un poco traumática, que viven los bebés mientras se adaptan a su nuevo entorno. Lo ayudarán a sentirse más tranquilo frente a sonidos, estímulos visuales y sensaciones nuevas que son muy diferentes a la experiencia de vivir en la pancita durante 9 meses.

Inteligencia: Estimular tempranamente a los pequeños por medio de caricias es muy importante para su desenvolvimiento social más adelante, ya que gracias a éstas, ellos demuestran ser más confiados de sí mismos y más sociables, lo que –sin duda- ayuda a que sean más receptivos a lo que sucede alrededor mejorando así su desarrollo mental. Ingresa a nuestra tienda Online y conoce los juguetes de estimulación que te pueden ayudar en esta etapa.

Curiosidad: Aprovecha el efecto que tienen tus caricias sobre tus hijos pues así despertarás en el o ella las ganas de participar en el ambiente con el que constantemente está en contacto. Es así como empieza a despertar a estímulos visuales, sonoros y táctiles y desarrollar un interés mayor en conocer el mundo que lo rodea. 

Salud: Seguro no te imaginabas, pero el efecto relajante que tienen las caricias, beneficia el buen funcionamiento del sistema digestivo del pequeño, lo que significa un mejor desarrollo de todas sus funciones. También, el contacto de la piel ayuda a mejorar las defensas del niño; incluso, muchas veces recomiendan a los niños prematuros estar en contacto pleno con sus padres en lugar mantenerlos de la incubadora pues está comprobado que presentan un aumento de peso más rápido, pero todo debe estar avalado por un médico certificado. ¿Te imaginas todos los beneficios que reciben tus pequeños cuando los acaricias?

Alimentación: Para mejorar su alimentación en el momento de amamantarlo, debes tener cuenta que los bebes atienden más a los estímulos físicos que de alimentación, por lo que puedes acariciar su mejilla de tal forma que lo guíes a tu pecho. De esta forma se acercara y podrá alimentarse mejor.

Caricias antes de nacer: Es muy recomendable que acaricies tu barriguita durante el embarazo. A partir de la semana 8 de embarazo el ya puede percibir un mundo nuevo de experiencias sensoriales que puedes aprovechar y estimular para fortalecer ese lazo de amor aún antes de nacer.

Caricias de papá: El padre juega un papel muy importante en el desarrollo del bebé así que es importante que genere un lazo cercano con el pequeño involucrándose con su buen desarrollo. Papá deberá estar presente en esas sesiones de caricias, como besos y arrullos.

¡Queremos conocer tu experiencia como mamá!: ¿cómo has construido un lazo con tu bebé a partir de las caricias?

0 Comentarios Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *