Hipo en bebés, ¿Por qué se genera?

Todos han pasado por una incómoda etapa de hipo al menos una vez, esto ocurre por una contracción repetida, rápida y brusca del diafragma, es decir, el músculo que separa los pulmones del abdomen.

Médicos y científicos aun no tienen certeza sobre cuál es la causa principal del hipo en niños o bebés, pero para tu tranquilidad, lo único que es claro hasta el momento es que en la mayoría de casos no representa enfermedades o condiciones graves en bebés, que esta condición aparece de forma espontánea pero así mismo desaparece.

Actualmente se tienen identificados algunos hábitos que pueden ser considerados como causas del hipo en bebés, estas están relacionadas con el funcionamiento sistema digestivo y la forma en cómo los bebés consumen alimentos. Unas de las causas más comunes son:

  • Cuando están muy llenos o tienen indigestión.
  • Después de una crisis de llanto.
  • Cuando comen muy rápido.
  • Cuando consumen mucho aire mientras se alimentan, esto debido a que no pueden agarrar bien el pezón o el chupo tiene agujeros muy grandes o muy pequeños.
  • Tienen muchos gases o reflujo gástrico.

Una forma efectiva de prevenir el hipo es alimentando a tu bebé antes que el hambre pueda generarle ansiedad, cuando alimentas a tiempo a tu bebé, él comerá más despacio y podrás monitorear mejor si está ingiriendo la leche de forma correcta o si por el contrario se está filtrando mucho aire. Puedes probar con diferentes tipos de teteros, puedes escoger el que mejor se adapte a tu bebé y el que le permita alimentarse de forma correcta.

Ingresa aquí y encuentra algunos datos curiosos sobre el gateo de tu pequeño.

hipo en niños

En torno al hipo en recién nacidos se han generado mitos sobre remedios caseros sobre cómo curar o calmar el hipo, sin embargo, estas cuentan sin valides médica, por eso es importante que no te arriesgues automedicando a tu pequeño y que no realices prácticas que puedan empeorar la situación poniendo en riesgo su integridad, los mitos más comunes son:

  • Taparle la nariz a tu bebé para retener la respiración.
  • ¡Asustar a los niños! Las abuelas dicen que un susto inesperado quita el hipo, esto es falso, no está comprobado pero el riesgo si es muy grande, sobre todo en bebés muy pequeños, si él está dormido o distraído darle un susto podría desembocar en angustia para el pequeño, por lo tanto en un llanto incontrolable.
  • Beber 7 tragos de agua, esto puede generar que tu bebé se llene demasiado causándole otras molestias.
  • Beber tragos de agua de cabeza, no experimentes este tipo de cosas con tu pequeño.

Aunque ya lo habíamos mencionado anteriormente, el hipo no es clasificado como una enfermedad o condición grave, sin embargo, si el hipo dura más de 12 horas (de forma consecutiva) o le causa dolor o llanto a tu bebé es mejor consultar a tu pediatra de confianza.

Ingresa a nuestra comunidad Pepe Ganga, encuentra muchos consejos más sobre alimentación, bienestar y cuidado de tu bebé.

0 Comentarios Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *